Calentamiento por inducción


DESCRIPCIÓN GENERAL

calentamiento por inducción es el proceso de calentamiento de un metal (un objeto eléctricamente conductor) por inducción electromagnética, a través de calor generado en el objeto por corrientes parásitas (véase la ley de inducción de Faraday).
Un calentador de inducción está generalmente construida con un solenoide (una bobina del tamaño apropiado) cuando una corriente alterna de alta frecuencia puede dar lugar a un campo magnético.
El campo magnético penetra en el objeto, la generación de corrientes eléctricas en el interior del conductor llamado corrientes de Foucault. Las corrientes parásitas que fluyen a través de la resistencia del cuerpo metálico que se coloca cerca de la electroválvula (incluso mejor si se sumerge en) y debido al efecto Joule, que disipan la energía en forma de calor, por lo que el cuerpo de metal pueden calentar sin ningún contacto físico. El equipo que la alimentación es un generador de frecuencia media o alta. La potencia y la frecuencia de la corriente utilizada dependen de la geometría del cuerpo a calentar, su tamaño, tipo de material, de acoplamiento (entre la bobina de trabajo y el objeto a calentar), la temperatura a alcanzar, tiempo de calentamiento y la penetración profundidad.

VENTAJAS

Una característica importante del proceso de calentamiento por inducción es que el calor se genera dentro del objeto en sí mismo, en vez de por una fuente de calor externa a través de la conducción de calor.
Por lo tanto se puede calentar muy rápidamente objetos.
Además no tiene por qué haber ningún contacto externo, que puede ser importante cuando la contaminación es un problema. El calentamiento por inducción se utiliza en muchos procesos industriales, tales como el tratamiento térmico en la metalurgia, en la industria de semiconductores, y para fundir metales refractarios que requieren temperaturas muy altas.

Beneficios de calentamiento por inducción:

  1. Ahorro de energía: La energía se canaliza únicamente al material, sin dispersión en el medio ambiente;;
  2. Alta velocidad: El calentamiento es instantáneo cuando se procesan;
  3. Precisión de la temperatura: El Manager es un microprocesador digital;
  4. Precisión en la zona de calentamiento: El inductor fue diseñado usando modelos matemáticos;
  5. Proceso de Calidad: Gestión HMI (Human Machine Interface) garantiza la repetibilidad del proceso;
  6. No se utiliza ninguna fuego y no hay combustible: Seguridad y protección;
  7. Protección del medio ambiente: No hay gas se quema y se emite ningún gas.